Tuesday, May 31, 2005

sobre el orden

creí que ya me iba, pero pensé en el orden de las cosas
sobre la casa
sólo yo ORDENO.
nadie más.
o. no ordena, guarda y mantiene pero nunca ordena.
los nenes no ordenan sino desordenan
cila medio organiza.

esto quiere decir que tengo YO que ORDENAR lo de 4 personas.
por eso no tengo tiempo de ORDENAR, porque es DEMASIADO.

soñar hace la vida más llevadera. sueño que mi casa está ordenada, limpiecita y funcionando todo perfectamente.
sueño que leo libros, escribo mucho , edito fotos, videos, y trabajo en un estudio blanco. vendo obra, no hay preocupaciones porque siempre hay dinero en la cuenta, lo justo para pagar todo y darnos algun gusto. vivimos en tranquilidad.
eso sueño. cada dia

asi que mientras mi casa está desordenada, yo sueño. yo me transporto a otros mundos. y me rebelo a ser la ordenatrice
de una familia. necesito más ayuda plis.

aburrido

creo que mi blog es super aburrido.
no solo casi no me he dedicado, sino que no tiene gancho, sex-appeal o interés. sólo he colgado un par de textos que me enviaron por email, y un par de pensamientos sueltos. x

mi mayor preocupación vital suele ser el tiempo, presente pasado y futuro. estoy obsesionada con él.
y como no lo tengo a mi disposición, no puedo dedicarme a muchas cosas que quisiera, como el blog, por ejemplo, o escribir en mi diario (aunque ahora escribo más rápido en el ordenador) y leer... leer es fundamental. lo echo de menos.
pero creo que mientras los nenes estén pequeños, no podré leer. es imposible. cuando llego a la cama, de noche, ya estoy tan cansada que ni puedo leer el título del libro.
me desmayo.
tal vez en el verano pueda leer algun libro completo,. tengo que proponermelo.

de vuelta al blog

parece que han pasado meses desde que tengo mi blog. sólo ha pasado uno. y estoy de vuelta en el luego de la locura de los dos proyectos en los que estaba inmersa. ayer mandamos lo de madrid abierto finalmente y era el último día de recepción. la expo del viernes quedó superb y estoy tranquila de haber cerrado esos dos capítulos.
esta semana termino capítulo plymouth y entonces tengo que hacer una replanificación de mi vida:
-ordenar el estudio
-ordenar todos los armarios
-ordenar los libros y las bibliotecas
-ordenar la cocina y sus gabinetes

una vez esto, tengo que lograr mantenerlo así

otra cosa que haré es definitivamente, cocinar mas y mejor. más quiere decir más organizada conscientemente, y mejor quiere decir más sano. sobre todo para mi ingesta. los nenes y O. tienen que comer normal, y yo no puedo comer como ellos. asi que me planteo una reorganización sistemática y vital

para luego, dedicarme a:
pensar
leer
escribir
hacer mis fotos
y criar a mis hijos lo mejor que pueda

tengo que ver si quiero trabajar, si TENGO que hacerlo o puedo quedarme en casa y hacer freelancers desde aqui
vender fotos
mostrarlas
y dedicarme a mi obra al menos5 horas por dias
esto quiere decir que tengo que poder tener listos y actualizados:
el portafolio de artista
el portafolio de escritora
el portafolio de fotógrafa,

cest tout.

un poco de orden va bien

Monday, May 23, 2005

Open Vessel


Open Vessel
Originally uploaded by http://madreperla.blogspot.com/.

been so busy workin`on this show...
hope people show up...
it´s far, but not so much!

Saturday, May 14, 2005

VER Y NO VER. Articulo de Maitena de Elguezabal

Ver y no ver
El petróleo es nuestro, también sus problemas


Maitena de Elguezabal

Vamos a ver. El Ministro de Estado para la Cultura dice una y otra vez que le gustan las polémicas. No lo creo. Ni las polémicas ni nada que pueda poner en entredicho Su Verdad. Lo que si le gusta es imponer modos de ver (como por ejemplo el abarrotamiento ininteligible de obras que hoy puebla nuestros tristes museos nacionales). Tiene problemas cuando no se ve lo que él pide ver o ser visto. Entre el ver y no ver, (esa libertad omnímoda de la cual ha disfrutado el hombre por siglos y que le ha permitido asirse al mundo), él pretende decidir por nosotros, por cada uno de nosotros: así entiende su rol como parte del funcionariato revolucionario.

Muy a su pesar y para nuestra satisfacción, por la experiencia de encuentro crudo con nuestra realidad (la de la pantalla y la de la problemática cultural actual), tuvimos la oportunidad de ver la semana pasada el documental Nuestro petróleo y otros cuentos en la Organización Nelson Garrido. La “ONG”, en sus siglas afectuosamente proferidas por un público multigeneracional que atiende entusiasmado (y en masa) a sus convocatorias. Espacio alternativo y abierto a la pluralidad de pensamientos. Un espacio, fundamentalmente dirigido a los jóvenes, pero en el cual se practica “el aquí cabemos todos”. Y se practica de verdad. Sin hipocresías ni imposiciones.

Francisco VI aprobó desde Su Despacho parte del dinero para este documental, para que Gabriele Muzio, Elisabetta Andreoli y Max Pugh, italianos y francés respectivamente —parte de un colectivo que trabaja con el medio del video para explorar (y decir) la realidad contemporánea— volvieran a ensalzar, dio por hecho, la revolución chavista. No había que esperar menos de los mismos realizadores de Venezuela: otro modo es posible, filmada a raíz de su entusiasmo por el proceso ”alternativo” en el año 2002, y el cual tuvo una importante difusión como propaganda tanto localmente como en círculos bolivarianos que el dinero nuestro paga en diferentes países de Europa. Un exitazo para el gobierno. No conozco cómo fueron el acuerdo y el guión que Francisco VI ungió con Su Venia. Pero entiendo ahora, por su airada reacción frente a lo que este colectivo le devolvió como producto, que en el futuro quienes quieran Su Beneplácito, tendrán que ajustarse a términos muy precisos, acordados participativamente por Él. Al verlo concluido, no dudó de etiquetarlo, de descalificarlo como “amarillismo intelectual” y solicitó de inmediato la eliminación del nombre del Conac de sus créditos. Muy molesto por lo que vio y no quería ver. O por lo que no quería que sus súbditos viéramos: lo que los realizadores, ya en sitio, no pudieron dejar de ver.

Y pasó lo que generalmente ocurre cuando el ojo extranjero y avezado recorre nuestra cotidianidad, su mirada objetiva nos devuelven esas crónicas viajeras que dan cuenta de parte importante de nuestro imaginario nacional. Esta mirada nos invita a ajustar nuestra propia aproximación y, a partir de sus preguntas y observaciones, nos hace ver aún más en profundidad lo nuestro. Ellos ven cosas que nosotros no alcanzamos. Que nunca hemos visto, como el caso de mi compañera de audiencia quien, después de trabajar 20 años en PDVSA, me dijo que jamás tuvo conocimiento de que estas realidades existían.

El documental Nuestro petróleo y otros cuentos, es un viaje visual, es una ventana por la cual miramos y desde la cual nos miran los protagonistas, nos muestra y nos permite ver, sin aspavientos, en crudo y directo muchas evidencias. Evidencias en tres aristas de un cuadro que no es nuevo, que ha acompañado la explotación moderna de nuestros recursos naturales. Lo grave es pretender que hoy, como por arte de magia (la magia de la retórica), han desaparecido. Los pecados capitales y los problemas del pasado no han sido expiados, sólo que ahora se cubren con la censura.

Está viva, nos dice, la voracidad contumaz de los inversionistas. Es la misma de aquellos extranjeros que llegaban a hoteles lujosos en la década del sesenta y la de los nuevos inversionistas que firmaron convenios con el gobierno en diciembre del 2004 (españoles, estadounidenses y chinos). Más de lo mismo. Sólo que ahora la hipocresía impera, el presidente ávido de más poder y petrodólares, predica una cosa y vemos otra. Un discurso en Aló Presidente y un discurso encorbatado en una oficina full aire, abrazos y apretones de mano. Es eso lo que nuestro pontificio ministro no quiere que veamos. La contradicción, o mejor dicho las contradicciones. Tanto criticar y es más de lo mismo.

La miseria y el hambre persisten como vecinos, palmo a palmo, de la implacable explotación. El documental nos expone a la miseria nuestra. La misma de siempre. Esta vez en close-up. Tal como Elia Schneider lo muestra en su película Huelepega, en el caso de los habitantes de la gran urbe que se alimentan en los basureros, también en Yakariyene en Tucupita, los indígenas viven de los basureros, del detritus que hoy cubre exhaustos pozos petroleros. Tanto que habla el presidente de los derechos de los indígenas, y allí vimos a esos seres rebuscando en la basura. De ella viven. Tanto criticar y es mas de lo mismo.

La contaminación humana y ambiental es aún y cada vez más, muy grave. Arrancó con la triste historia de Lagunillas incendiada en los treinta y sigue con la tragedia que han dejado los gases de una planta petroquímica en sus cercanías. Las enfermedades que aparecieron, esta vez no en Hiroshima, sino en la comunidad de El Hornito, sólo reubicada de las proximidades de nuevas operaciones de esa industria —quizás no muy bien manejada aún por la Nueva PDVSA— cuando el cuadro de niños deformados no se podía tapar. Las miradas en pantalla parecen salidas de un infierno (El Hornote) en la tierra. Panorámicas de la Sierra de Perijá permite ver sus montañas arrasadas, como si una fiera voraz se hubiera comido la tierra a grandes bocados, dejando grandes huecos y cicatrices, irrecuperables. Es la explotación también voraz del carbón y las tomas muestran como quieren vender estas reservas de los indígenas Wayuu a las concesionarias de Carbozulia, cuyo director gerente aparece orondo dando cuenta de los ingentes ingresos que ese recurso natural, “Premium”, de alto aprecio en los mercados internacionales, le produce a la revolución. Y para mantener las casitas calentitas y confortables en los Alpes suizos, o hacer marchar al Expreso de Oriente por hermosos parajes de postal, mientras nuestra tierra es devastada y nuestras comunidades dejadas al garete, sin residencia en la tierra. Tanto criticar y es mas de lo mismo. Sólo que peor.

Al final de los 80 minutos del documental pudimos preguntarnos: ¿Por qué no hemos visto esto antes? Gracias señores extranjeros. Supe y lamenté porque nuestro mediocre funcionariato no quería que viésemos estas realidades. Pudiera estar ahora mismo dándole las gracias… y ellos teniendo un contundente documento para proceder a una hermosa, inaplazable y sustentable misión.

Ver y no ver. Son útiles ambas opciones para conocer nuestra realidad, se entraban como parte estructural de nuestra mirada. Pero lo peor es no dejar ver. Lo honesto sería aprovechar estas realidades y combatirlas desde la verdad, la coherencia y la frontalidad. Se necesita mirar y ver en voz alta, clara, y sin carraspera.

Hacer transparente la realidad. Sólo así se puede pretender transformarla.

Saturday, May 07, 2005

Thursday, May 05, 2005

all about faith

If you want magic to be in your life,
you will have magic in your life.
It's about faith really."
bjork

Tuesday, May 03, 2005

angel


DSCN1225
Originally uploaded by http://madreperla.blogspot.com/.

angel

if i had a studio

i could work
i could write
i could not loose time..
i would either organize my new work or
finish something or
just wander around in my thoughts
and not have to answer any calls
or
cook
or set the table
or
laundry
kids
food

i could be alone for a bit and miss them
and be happy to get back home
and also be happier with myself
if i had a studio
small white space

About Me